Plaça de la Vila 1, Cocentaina 03820, Alacant

96 559 00 51

valencià

SENT-ME COCENTAINA 2020

SENT-ME COCENTAINA 2020

LUNES 27 - Palau Comtal 22:00h

Quartets de corda al Palau. Cuarteto de cureda de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante - Música de Mozart, Beethoven y Dvorak (45´)

CUARTETO DE CUERDA DE LA ORQUESTA DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE
El Cuarteto de Cuerda de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante es un grupo de cámara que surge desde el marco de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante y su proyecto formativo y pedagógico. Debutó en mayo de 2018 en el Teatro Principal de Alicante y está formado, actualmente, por los violines de María García Sivera, Alba Signes y Antonio Milán Martínez, el viola Carles Soler Navarro y el violoncello de Javier Masià Martínez. Este grupo, que cuenta con la dirección artística de Tobias Gossmann, se caracteriza por su versatilidad y su nivel interpretativo, abarcando distintas propuestas y repertorios. Han realizado conciertos en el Teatro Principal de Alicante, en el Museo de la Universidad de Alicante, en congresos y actos universitarios, así como en certámenes como el Festival SENT-ME COCENTAINA.

PROGRAMA

  • Divertimento nr 2 KV 137 en SibM. Wolfgang Amadeus Mozart (10´)

          I. Andante
          II. Allegro di molto
          III. Allegro assai

  • Cuarteto nr 4 op. 18 Ludwig Van Beethoven (13´)

          I. Allegro ma non tanto
          IV. Allegro prestissimo

  • Cuarteto en Fa M op 86 Americano Antonín Dvorak (21´)

          I. Allegro ma non troppo
          II. Lento
          IV. Finale: vivace ma non troppo

El Cuarteto de Cuerdas de la Orquesta Filarmónica de la Universidad de Alicante presenta esta noche en Cocentaina un original programa que recorre cerca de 120 años de la Historia de la Música. Mozart compuso su Divertimento nr 2 KV 137 en el año 1772, Beethoven el Cuarteto nr 4 en 1799 Dvorak en 1893.
El divertimento fue una forma musical muy de moda en el siglo XVIII, semejante a la suite por cuanto está construida por diferentes números cortos de danza, con más libertad constructiva. Como su propio nombre indica, era música compuesta para la diversión. Estaba compuesta para grupos orquestales reducidos y fue un género muy cultivado por Mozart. El KV 137 que escuchamos esta noche es uno de los primeros divertimentos compuestos por el joven Mozart, junto al KV 136 y el KV 138, e vuelta en Salzburgo después de unos meses en Italia en donde la familia Mozart trataba de buscar un puesto de trabajo en alguna corte para el genio. Está dividido en tres movimientos en donde es evidente la influencia italiana que el joven Mozart de 16 años había recibido, así como su espíritu jovial en la brillante tonalidad de Si bemol mayor.

Cuando Beethoven escribe la serie de cuartetos catalogados como el op 18 tiene 29 años y ya posee un sólido estilo personal de composición, de espíritu romántico e impetuoso. El primer y dramático movimiento muestra similitudes con el primer movimiento de la Sonata para piano No. 8 en do menor op. 13, la "Patética", que Beethoven había completado poco antes de la composición del cuarteto. Curiosamente con el cuarto movimiento aparece la misma similitud, en un carácter excitado y vivo esta vez. Como curiosidad, Beethoven conoció a Josephine Brunsvik y a su hermana Therese Brunsvik durante la composición de los Cuartetos op. 18, les dio lecciones de piano y desarrolló sentimientos apasionados por la bella Josephine. Josephine fue el único y verdadero amor en la vida de Beethoven, y muchos musicólogos consideran que es ella la misteriosa destinataria de las famosas cartas de amor de Beethoven “A mi amada inmortal”.
Entre 1892 y 1895 Antonin Dvorak ocupó el cargo de director del Conservatorio Nacional de la Ciudad de Nueva York, en EEUU. En las vacaciones de 1893 pasó un tiempo junto a una comunidad de inmigrantes checos en Iowa, en donde compuso el famosísimo Cuarteto op 86, llamado el Americano, y que hoy es una de las piezas más interpretadas del género. El cuarteto esta plagado de citas musicales a las influencias que Dvorak estaba recibiendo en EEUU, como espirituales negros, música india o irlandesa. El aprecio de Dvorak por esta música queda patente en unas manifestaciones que hizo posteriormente en donde confesó “En las melodías de la música negra de América descubrí todo aquello que es necesario para una gran y noble tradición musical”. En el mes de mayo de 1893, poco antes de componer este Cuarteto, Dvorak había escrito su novena sinfonía “Del nuevo mundo”, en donde quedan igualmente de manifiesto las influencias de aquel país que le acogió durante varios años.

 

MARTES 28 - Palau Comtal 22:00h

SERENATES DE CORDA AL PALAU. ORQUESTA SINFÓNICA DE LA REGIÓN DE MURCIA (SECCIÓN DE CUERDAS) IGNACIO VIDAL, director

La Fundación Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (OSRM) se constituye en septiembre de 2002 y, en la actualidad, está compuesta por una plantilla estable de 49 profesores que se ha ido reforzando a través de concursos públicos para cubrir las plazas vacantes existentes, todos ellos escogidos profesionales formados en su mayoría en los Conservatorios de la Región. Virginia Martínez es su directora titular.

La OSRM ofrece sendos ciclos de Abono Sinfónico en Murcia -cuyos conciertos son grabados por RNE y emitidos en Radio Clásica- y en Cartagena, así como Conciertos Escolares y Conciertos en Familia, a través de los cuales se pretende estimular el acercamiento de los niños a la música clásica. Además, participa activamente en los ciclos de Grandes Conciertos y el de Danza del Auditorio Víctor Villegas de Murcia.

Ha grabado discos para el sello discográfico RTVE, como el Concierto para violín y orquesta de E. Elgar con el violinista Miguel Pérez-Espejo, Misa Plenaria Iubilate Deo, de Manuel Seco de Arpe o Selección para el Centenario del periódico La Verdad de Murcia, entre otros.

 

Ignacio García-Vidal (Cocentaina, España, 1979) es un director de orquesta y musicólogo poseedor de una profunda formación académica y humanista: es Doctor "Cum Laude" (PhD) en Didáctica de la Dirección Musical, Licenciado en Musicología (Universidad de Salamanca) y Licenciado en Ciencias de la Comunicación (Universidad Pontifica de Salamanca). Se formó en Dirección de Orquesta prin-cipalmente en España y Rusia con los maestros Enrique García Asensio, George Erzhemski y Piotr Alexievich Gribanov, ampliando sus conocimientos en espacios formativos de Estonia (Panula, Jarvi, Dmitriyev), San Petersburgo (Korchmar, Edwards) y Viena (Mas). Desde su debut profesional con 24 años al frente de la Orquesta Filarmónica de Montevideo (Uruguay), Ignacio dirige regularmente con éxito de público y crítica importantes orquestas en varios continentes, como la Orquesta Sinfó-nica de Radio Televisión Española, Orquesta Sinfónica Nacional Argentina, Orquesta Nacional de Argelia, Orquesta Filarmónica del Teatro Colón de Buenos Aires, Orquestas Sinfónicas de Córdoba, Salta, Tenerife, Navarra, Rosario, Santa Fe, Mar del Plata, Tucumán, Principado de Asturias, Gra-nada, Murcia, o Filarmónicas de Montevideo, Würzburg y Quito, entre otras.

García-Vidal ha dirigido exitosas giras, sus conciertos han incluido apariciones en Festivales como "MozartFest Würzburg" (Alemania), "Festival International Symphonique" (Argel), “Ópera de Lan-zarote” (Islas Canarias) y ha sido invitado por instituciones como "Mozarteum Argentino", "Instituto Cervantes" y "Fundación Barenboim-Saïd". García-Vidal ha sido galardonado como "Huésped de Honor" por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (Argentina) y premiado por el Rotary Club de Salamanca.

Ignacio García-Vidal creó el SENT-ME COCENTAINA en 2014, un encuentro de música y educación del que es director artístico y está organizado por el Ayuntamiento de Cocentaina, que ha convertido a la capital de El Comtat en un importante foco de disfrute y aprendizaje musical cada verano.

PROGRAMA

  • Serenata para cuerdas en Mi m op. 20 Edward Elgar (14´)

          I. Allegro piacevole
          II. Larghetto
          III. Allegretto

  • Serenata para cuerdas en Mi M op. 22 Antonín Dvorak (32´)

          I. Moderato
          II. Menuetto: Allegro con moto
          III. Scherzo: Vivace
          IV. Larghetto
          V. Finale: Allegro vivace

En el concierto de esta noche sonarán dos serenatas para orquesta de cuerda, una forma musical que alcanzó enorme popularidad en el siglo XVIII. Reproducimos esta noche en el Palau Comtal de Cocentaina el sentido original de este tipo de composiciones ya que la serenata se tocaba al anochecer, muchas veces al aire libre en las veladas en los jardines de los palacios de los aristócratas. Curiosamente el nombre no deriva de sera, que en italiano es «tarde», sino de sereno, «calmado» o «reposado». El origen de la serenata está en las baladas de los enamorados. En el siglo XVIII fue un género de moda, normalmente utilizado para celebrar un acto social: bodas, fiestas cortesanas, etc. Mozart, por ejemplo, compuso muchas serenadas para diferentes agrupaciones musicales.
Las dos serenatas programadas hoy fueron compuestas a finales del siglo XIX, la de Elgar en 1892 y la de Dvorak en 1875. Ambas están consideradas, junto a la escrita por Tchaikovski en 1880, como las más hermosas e importantes del género. La op. 20 del compositor inglés Edward Elgar está escrita en tres movimientos y fue una de las primeras obras que el compositor reconoció con orgullo, especialmente el hermoso segundo movimiento Largettho. La op. 22 del checo Antonín Dvorak, de mayores dimensiones y complejidad, está estructurada en cinco movimientos. Fue escrita durante sólo dos semanas del mes de mayo de 1875, un momento de la vida de Dvorak de gran estabilidad y felicidad, en el que empezaba a ser reconocida su importancia como compositor. La Serenata para cuerdas de Dvorak pone a prueba los recursos de los instrumentistas, con rápidos pasajes técnicos, momentos de gran lirismo expresivo en amplios divisi y un gran sentido de pulso musical, como en el conocidísimo vals del segundo movimiento titulado Minuetto como recuerdo a las serenatas del XVIII.

Compartir: